Teodoro Robinson

Por Kathia Acosta

Estudió Licenciatura en Ingeniería Electromecánica en la Universidad Tecnológica de Panamá. Su práctica profesional la realizó en las mismas instalaciones donde hoy en día, es el Gerente General y de Operaciones. A lo largo de su trayectoria profesional laboró en diversos departamentos dentro de esta industria, conociendo así toda la operación del negocio.

Fueron 14 años consecutivos  como supervisor de operaciones, durante los cuales cubrió de manera interina la Gerencia de la Terminal de Cristóbal y Gatún, dentro de APSA; para luego ser parte de las operaciones de la Petrolera Chemoil.

Para el año 2011 pasó a ser parte de la empresa O.W. Bunker, involucrándose en el manejo operativo de barcazas y almacenamiento en terminales. Ya en el 2013 regresa a sus inicios, dirigiendo operativa y administrativamente las Terminales en Concesión de Cristóbal y Balboa de la AMP, que tiene Panama Oil Terminals, S. A.

POTSA, se dedica al recibo, almacenamiento y entrega de combustible a granel por tuberías, a través de naves en los muelles y camiones cisternas. Son una de las terminales de almacenamiento que se encuentran en el parque nacional.

Además, Teodoro lleva más 20 años dictando clases en la Universidad Tecnológica de Panamá en el Centro Regional de su natal Colón, dentro de la Facultad de Ingeniería Eléctrica.

¿De qué forma se mantiene POTSA competitivo en el mercado?

“Somos la única empresa a nivel nacional que tiene la capacidad de ofrecerles a nuestros clientes almacenaje en ambos lados del canal, ya que contamos con similar número de tanques tanto en Cristóbal como en Balboa, con más de 30 tanques operativos en cada terminal. Creemos que ofreciendo una versatilidad como pocas, capacidad de mezcla al mínimo detalle, manejo de varias calidades de diferentes productos y contando con una amplia experiencia; conocimientos tecnológicos modernos en nuestra mano de obra capacitada, nos permite mantenernos vigentes a pesar de la antigüedad de nuestras instalaciones”.

¿Qué aspectos lo motivaron a involucrarse en el sector marítimo?

“Fue totalmente accidental… considero que se presentó una oportunidad y he contado con personas dispuestas a compartir sus conocimientos, quienes permiten que el entusiasmo se mantenga. Seguir creciendo y avanzando da plena satisfacción”.

¿Considera que Panamá tiene muchas oportunidades para desarrollar esta industria?

“Panamá tiene más oportunidades que cualquiera en la región para ser atractiva y competitiva. Solo es necesario que se anteponga cualquier individualismo de persona o grupo para que impere el beneficio del país, abriendo la oportunidad a la empresa privada que trabaje con controles mas no con restricciones, que le permitan ser competitivos y eficientes.  Un aporte puede ser permitir a la empresa privada nacional trabajar y proteger al que siempre ha estado aquí, sobre el que recién llega”.

 

EL ÉXITO NO  LLEGA SOLO

Para Teodoro, la realización personal proviene de ese deseo ambicioso de querer ser alguien y surgir. Reconocer sus orígenes y observar donde se encuentra ahora, le genera una gran satisfacción personal, donde todo logro se ha convertido en ganancia. Para él, ser exitoso está en función de cómo uno se percibe a sí mismo. Por esa razón, se identifica con el argumento del libro El Conde de Montecristo, de Alexandre Dumas; el cual menciona que la paz interior es fundamental para considerarse exitoso o no.

 

UN MENSAJE A LA JUVENTUD

“La juventud necesita ver cosas positivas y que alimenten su entorno. Esto nos corresponde a nosotros como adultos ofrecérselos a través de buenos ejemplos”. Teodoro considera que los jóvenes en la actualidad deben ser impetuosos, atrevidos, ambiciosos, motivados por la búsqueda constante de ese ¨algo más¨ . Les aconseja que se eduquen, perfeccionen, aprendan todo lo que puedan, pues el conocimiento tiene utilidad y ayuda a generar ideas. Sobre todo, que aprovechen el tiempo porque este no es infinito.

¿Tiene usted otros objetivos por cumplir?

“Mi objetivo personal esta en función a compartir, a pesar que estoy cerca de cumplir 50 años, creo que ya es tiempo de dar buenas prácticas que sirvan para otros y seguir siendo eficiente en lo que se requiera de mí. Como sabemos, el mañana no está prometido para nadie, por lo tanto hay que hacer algo de provecho para otros hoy. En el aspecto profesional pienso seguir haciendo las cosas de la mejor manera”.

Mi proyecto a desarrollar va en función de dejar cimientos para lo que sigue, el tiempo es inclemente y desde que comencé en este bregar hasta el día de hoy a pasado en un abrir y cerrar de ojos, y nada puede asegurar que desde el día de hoy hasta mi retiro no pase de igual forma, por eso pienso en vivir cada día con ímpetu y siempre mirar a quien se puede ayudar, este es mi proyecto actual, y durante este trayecto, ser el mejor profesional que pueda ser.

CONSTRUYENDO BASES SÓLIDAS EN LA FAMILIA

Teodoro quiere que sus hijos tengan siempre presente que todo comienza aprovechando la oportunidad de estudiar… el conocimiento es la base de cualquier buena actividad.

“La puntualidad es el valor que más importa (de que vale lo bueno que tengas que decir si llegas tarde a decirlo?), responsabilidad, humildad, serenidad, hay tanto que se puede decir.  Este párrafo lo quiero cerrar indicándoles en una frase: hagan siempre lo que les toque hacer con la mayor disposición posible”.

Sobre su día a día, Teodoro nos resalta que hay tiempo para todo. Su día comienza desde muy temprano buscando mejorar la salud.  El trabajo está allí siempre y es posible combinar todas las actividades personales, familiares y deportivas con las responsabilidades laborales, solo hay tener presente que siempre hay algo que hacer y se debe aprovechar el tiempo eficientemente.

 

Please wait...

Suscribase a nuestro newsletter

Para ser notificado de articulos interesantes, puede ingresar su correo electrónico.
error: Content is protected !!