Sector marítimo auxiliar requiere de políticas claras para aumentar competitividad

Por José Román

Con casi 800 empresas habilitadas para ofrecer servicios marítimos auxiliares en Panamá, esta área es una de las más activas dentro del mercado naviero local. 

En los últimos años han sucedido una serie de cambios en la legislación que regula al sector. Esto ha generado un cambio de direcciones que ha frenado el desarrollo de la industria marítima auxiliar.

Con la Ley 41 de 14 de junio de 2013, la industria mermó en su desarrollo ya que, de acuerdo con empresarios del sector, la misma frenaba la participación extranjera.

¿Cuál era el impacto de la Ley 41 de 14 de junio de 2013 para la industria marítima auxiliar?

La Ley 41 reformaba el Artículo 43 de la Ley No. 56 de 2008, que, entre otros aspectos, regula las industrias marítimas auxiliares en Panamá.

Dicho artículo establece que el 75% de las acciones de las compañías que se dediquen a prestar los servicios marítimos auxiliares de transporte de combustible, aprovisionamiento de víveres y servicios de lancha, debe estar en manos de panameños.

En aquel entonces la Unión Europea, a través de nota enviada a quien era el ministro de Comercio e Industrias de Panamá, Ricardo Quijano, sugirió la exclusión de los países que conforman ese bloque económico.

Por otra parte, la Cámara Marítima de Panamá (CMP) recomendó la eliminación por completo del polémico artículo 43, que exige que el 75% de las acciones de las empresas que prestan servicios de lancha, aprovisionamiento de víveres y combustibles, esté en manos de panameños.

Tras el reclamo de diferentes sectores, dicha legislación fue actualizada con la Ley 4 del 11 de febrero de 2015, que vino replantear dichos cambios, abriendo nuevamente el compás para la inversión extranjera en la industria marítima auxiliar panameña.

Márquez: El Estado ha carecido de políticas claras en el sector naviero

Para Guillermo Márquez, abogado con más de 40 años de trayectoria en el sector marítimo, el problema no solo se resume en estas leyes, sino que se enfoca en el Régimen de Concesiones y las autorizaciones de Licencias de Operación.

“Actualmente el Estado panameño está buscando suspender el otorgamiento de nuevas Licencias de Operación alegando que ya hay suficientes concedidas, esto atenta contra la libre competencia y, sin ella, reduce la posibilidad de mejoras del servicio”

Guillermo Márquez, presidente de Márquez Abogados

De acuerdo con el abogado, el estado al asumir esta conducta demuestra no tener un norte claro para el desarrollo de la industria naviera de Panamá. “Para los barcos que llegan a nuestras aguas muchas veces no es rentable hacer paradas de ningún tipo en nuestros puertos, entre otras cosas, por nuestra burocracia”. 

Márquez agrega que “un ejemplo son nuestras oficinas reguladoras, las cuales trabajan en horario de oficina mientras que los barcos se mueven 24 horas a través de nuestras aguas, este horario retrasa la permisología de los barcos, quienes pierden dinero al estar detenidos esperando autorizaciones”.

Para ser realmente competitivos en la región, Márquez puntualizó que “desde el Estado debe promoverse la agilidad, disminuir la burocracia en el sector naviero y mejorar las tarifas. Solo así lograremos que las navieras confíen en Panamá como destino para el avituallamiento, las reparaciones y todos los servicios que potencialmente podemos brindar desde el istmo”.

AMP: Buscamos mantener el crecimiento del sector marítimo panameño

De acuerdo con la directiva anterior de la Autoridad Marítima de Panamá (AMP), los cambios que se están gestando en el área marítima “buscan promover el crecimiento naviero de Panamá en la región”.

Al respecto Guimara Tuñón, ex Directora General De Puertos E Industrias Marítimas Auxiliares de la AMP, indicó que se han tomado correctivos para garantizar el crecimiento de la Industria Marítima Auxiliar, pilar del “Plan Estratégico de Desarrollo Marítimo Portuario de la República de Panamá. Visión 2040”.

“La derogación de la ley en 2015 fue realizada para evitar confrontaciones legales con los tratados de libre comercio firmados”.

Guimara Tuñón, Ex directora de Puertos e Industrias Marítimas Auxiliares de la AMP

En cuanto a las inversiones extranjeras en el sector, Tuñón indicó que desde la AMP “Debemos mantener la coexistencia armónica de las inversiones nacionales e internacionales y que el beneficio de eso sea para el país”.

“En Panamá se debe ver el futuro del sector marítimo a largo plazo”

El abogado Guillermo Márquez insistió en la necesidad de generar políticas competitivas que sitúen a Panamá en la punta de los servicios marítimos. Para Márquez, “es necesario enfocar realmente los efectos a largo plazo, hoy día hay navieras que prefieren hacer paradas en otros destinos porque en Panamá, entre los precios de los servicios y la burocracia, pierden tiempo y dinero”.

“Panamá tiene tradición naviera desde la época de la colonia. El istmo ha sido un punto importante en el desarrollo de la marina mercante mundial. Debemos mostrar el interés en honrar nuestra historia y garantizar un futuro exitoso sentando bases desde el Estado, que promuevan la competitividad y el buen servicio en las aguas panameñas”

Guillermo Márquez, presidente de Márquez Abogados

Con los cambios que vienen tras la toma de posesión del nuevo gobierno, el sector marítimo se encuentra a la expectativa de ver si finalmente toma el ansiado rumbo de desarrollo sostenible para la industria marítima auxiliar panameña.

No Title

5,0 rating

Ediciones Anteriores – Opinion


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Please wait...

Suscribase a nuestro newsletter

Para ser notificado de articulos interesantes, puede ingresar su correo electrónico.
error: Content is protected !!