Panamá se enfoca en el mejoramiento de su educación marítima

“Existe un número plural de ventajas y oportunidades en beneficio de la industria marítima de Panamá, como también preparar y certificar a personas que cubran las demandas internacionales” – Cap. Alberto Herrera

Imagen cortesia: http://www.umip.ac.pa/umip-al-dia-news-1.php?id_news=172

La Asociación de Oficiales de Marina de Panamá (APOM) y su junta directiva para el periodo en curso, tiene establecido como meta que Panamá cuente con su propio buque escuela, nave utilizada para la educación integral de los estudiantes a marinos y carreras que requieran experiencia en campo.
HUB News realizó entrevista a los Capitanes Juan Maltez y Alberto Herrera Guardia para conocer más a fondo la importancia y papel que juega esta herramienta vivencial en la educación marítima de nuestro país. La nave estará dirigida a todos los cadetes panameños que estén en formación para oficiales de marina mercante, o bien, para las personas que decidan servir al estado a través de instituciones, como, por ejemplo, el SENAN. Se busca que la experiencia en el buque escuela no sea optativa, sino que se logre una reforma en los planes de estudio actual y la misma sea obligatoria para culminar sus estudios en la educación marítima de nuestro país.

¿Por qué es necesario un Buque Escuela y cuál es su importancia?

Cap. Alberto Herrera: “La carrera de Oficial Mercante, en sus dos categorías de Cubierta y Máquinas, está regulada por convenios Internacionales emanados de la Organización Marítima Internacional (OMI) y, dentro de sus exigencias, contempla la práctica a bordo de buques por un período de un (1) año. 
Existen cadetes que no han podido obtener su título de Oficial ya que no han podido cumplir con este requisito y, luego de tres (3) años sin poder embarcarse tienen que volver a hacer su último año para no perder la vigencia de sus estudios.  No existe en la actualidad una exigencia del Estado con respecto a la responsabilidad que tienen los centros de formación para poder hacerle frente a estas exigencias estatutarias y tampoco los gobiernos han hecho esfuerzos para crear los vínculos con las distintas empresas que pertenecen a nuestro registro”.
Inicialmente, la operación del buque tendrá que ser financiado mediante presupuesto del estado, por un periodo corto de tiempo y posteriormente sea autosostenible, comentó el Capitán Juan Maltez: “Cuando llegue su momento, en un periodo no menor de 2 años, sea un buque autosostenible, transportando carga y pasajeros que pueda mantener los gastos operativos del buque y a la vez genere sus propias ganancias”.
Otras consideraciones para sostener su operatividad podrían ser el gasto diluido en las matrículas de los centros de formación afines.

Posibles Alianzas para el éxito

El Capitán Alberto Herrera considera que no se pueden hablar de este tipo de necesidades sin antes saber “a ciencia cierta” que tipo de buque se logrará utilizar; sin embargo, nombró posibles alianzas necesarias con la empresa privada. El Capitán Maltez por otra parte comentó acerca de establecer alianzas adicionales con gremios y asociaciones marítimas, así como también con universidades marítimas. Indicó que el gobierno actual esta anuente de la necesidad de obtener este buque escuela, que incluso se incluyó en el plan de acción de “el buen gobierno” como parte de las 125 acciones prioritarias del presidente electo Laurentino Cortizo.

Un buque multipropósito

El buque escuela al cual aspira Panamá debe ser, en definitiva, acorde a los tiempos actuales y no los tradicionales utilizados por las armadas del mundo como bergantines o fragatas y que cumpla con todos los parámetros establecidos por el convenio STCW y la OMI; no obstante, es imperativo que se cree un grupo de estudio y se analicé al número de estudiantes que manejamos en nuestros centros de formación, sus categorías de estudio (Cubierta y máquinas), los costos de operación tanto la parte gerencial como la parte operativa y también las oportunidades de negocio que tendría la actividad de acuerdo al tipo de buque escuela a adquirir. “El hecho de salir del paso y obtener una unidad flotante a la ligera podría, casi con seguridad, llevar al fracaso esta importante iniciativa”, indicó el Capitán Herrera.

Patronato Marítimo

Al preguntarle a los capitanes quien sería el responsable del buque, ambos coincidieron en el que se debe formar un patronato marítimo, que incluya al estado, representantes de los centros de formación acreditas, representantes de la Asociación de Oficiales de Marina de Panamá y también, representantes de las posibles alianzas con el sector privado.

No Title

5.0 rating
Please wait...

Suscribase a nuestro newsletter

Para ser notificado de articulos interesantes, puede ingresar su correo electrónico.
error: Content is protected !!