Navegando en Altamar|Ioannis Pilides

Por: Kathia Acosta

La influencia ejercida por su padre, un ingeniero de máquinas, fue clave en su decisión acerca de su carrera universitaria. Su primera experiencia como asistente de soldador en las modificaciones de una barcaza, a la edad de 16 años, terminó de inclinar la balanza hacia sus estudios en Ingeniería Náutica. 

Cuenta Ioannis que trabajó muy duro durante sus vacaciones escolares en una naviera local, donde aprendió mucho. Calificando esa oportunidad como enriquecedora y reveladora.  “Considero que fue el momento en que cerré las posibilidades a cualquier otra carrera. En las noches dormía en un viejo supply boat que estaba amarrado a la barcaza y antes de irme a la cama pasaba por el puente de mando a observar la pantalla del radar, escuchar las comunicaciones por radio y a desempolvar cartas de navegación”, nos relata.

PASOS FIRMES

Fue el primer cadete de su promoción en salir a navegar y terminar su tiempo de embarque. Trabajó en buques de carga contenerizada y refrigerada. Posteriormente fue inspector Laboral Marítimo en la AMP.

Hoy ya son 10 años de experiencia en la industria de cruceros, donde ha laborado para dos grandes corporaciones ocupando cargos que han ido desde Oficial encargado de la Guardia de Navegación, Environmental Officer hasta Chief Officer Safety. Ha sido capacitador de cursos OMI en Isthmus Training Institute.

Actualmente cuenta con licencia de Capitán de tonelaje ilimitado y se desempeña como Primer Oficial en la compañía Royal Caribbean International.

Estuvo involucrado en la última etapa de construcción del buque de pasajeros MS Oceania Marina y miembro del Safety Team de la última construcción de Royal Caribbean Int., el Spectrum of the Seas. “He sido parte de un proceso en donde he evolucionado en muchos aspectos; ha habido satisfacciones, triunfos y fracasos. Gracias a Dios, paso por un buen momento y estoy listo para otros retos dentro de esta fascinante industria”.

¿Cómo llegó el cambio a la industria de cruceros? 

“Luego de tres años y medio trabajando para compañías operadoras de buques frigoríficos y por una situación familiar, decido quedarme en tierra trabajando para la Autoridad Marítima de Panamá (AMP). Durante este periodo, aprendo el funcionamiento de una de las instituciones más relevantes de la industria. Al cabo de 12 meses de laborar en la AMP, fue a finales del 2008 cuando lancé mi hoja de vida al mercado y en diciembre de ese año soy llamado para entrevistas por la compañía Oceania Cruises. Lo demás es historia”.

¿Siendo miembro de la APOM, cuáles son los logros que han obtenido para beneficios de los marinos panameños?

“He participado en proyectos muy puntuales. En el año 2014 y luego de innumerables denuncias sobre irregularidades en la expedición de licencias de Oficiales de Marina, salimos a los medios de comunicación a defender ese documento que nos permite laborar en aguas internacionales. El esfuerzo realizado por el gremio en su conjunto, dio sus frutos y envió un mensaje claro a la nueva administración, de que estaríamos vigilantes ante cualquier otra adversidad”.

“Otro de los logros fue la organización del Primer Foro para tripulantes de buques de pasajeros y la posterior gira a Florida, USA; donde fui el encargado de “venderle” a los operadores más prestigiosos de buques de pasajeros, la idea de establecer un contacto directo con APOM para la consecución de puestos de trabajo para nuestros asociados”.

La industria de cruceros se ha convertido en una de las principales oportunidades laborales para los marinos, según su criterio ¿qué hace falta para que más panameños logren un puesto en estas grandes navieras?

“Al ser una industria que experimenta un momento nunca antes visto y teniendo al menos 120 buques en órdenes de construcción para los próximos diez años, los buques de pasajeros se perfilan como una fuente de empleo bien remunerado y una oportunidad para muchos de obtener un trabajo, salir a conocer el mundo y aprender de muchas culturas”.

Para Ioannis Pillides a los panameños los mueve la pasión para hacer las cosas. Considera que aquello que hace falta es un poco de flexibilidad y tolerancia para adaptarnos a otras culturas.  Sin embargo, lo más importante es la actitud con la que se deberá enfrentar a un ambiente laboral único, conviviendo e interactuando hasta con más de 55 nacionalidades. “Sin lugar a dudas, este hecho nos lleva a la necesidad primordial de lograr comunicarnos en un idioma en común. El panameño necesita aprender el inglés para sacarle provecho a esta fuente inagotable de empleos”.

¡PERSIGAN SU SUEÑO Y SI NO TIENEN UNO, INVÉNTELO!

Con esa frase se resume el consejo que le brindaría a jóvenes con interés en orientar sus estudios hacia una carrera en el mundo marítimo. Ioannis siempre soñó con ser parte de esa industria. Le tomó tiempo, pero al final cumplió su objetivo. Ahora, está enfocado en la búsqueda de su próximo reto. 

Les aconseja que no se salten pasos, ni en la vida profesional ni en el ámbito personal. Este trabajo le pasa una factura muy cara al que corre antes de gatear. “Si les cuesta estar lejos de sus seres queridos, creo que estarían cometiendo un error. No es la carrera que tus padres quieran, es la que te mueve el piso, la que te dibuja una sonrisa en el rostro. Hagan las cosas con pasión y compromiso y verán que las puertas de muchas oportunidades se abrirán”.

¿Qué otras cosas le motivan?

“Me gusta hacer ejercicios, nado, corro en mi tiempo libre. También me gusta la comercialización por redes o plataformas tecnológicas; es allí donde he aprendido a ayudar a personas a generar otros ingresos impactando de manera positiva sus vidas, contribuyendo en su crecimiento personal y financiero. Viajo a menudo durante mis vacaciones tanto para atender negocios, para capacitaciones o por placer. Me gusta conocer nuevos lugares y aprender de otras culturas”.

SACRIFICIOS POR LA FAMILIA

Tiene dos hijas que son lo más importante en su entorno familiar. Trata de pasar la mayor parte del tiempo con ellas cuando está en Panamá. Nos cuenta que muchos de los sacrificios que ha hecho en su vida personal y profesional han sido para que a ellas no les falte nada. Es por eso que dedicarles tiempo de calidad es importantísimo. “Aún siento que aprendo mucho en mi rol de padre y que me falta seguir estudiando para ser mejor cada día”.E

Estudios, Cursos o Capacitaciones: 

  • Licenciatura en Ingeniería Náutica con especialización en Navegación y Transporte Marítimo. Escuela Náutica de Panamá.
  • Cursos de capacitación en Alemania y Estados Unidos.
  • Un libro de referencia permanente: Cómo ganar amigos e influir sobre las personas.
  • Dale Carnegie.
  • Prenda básica de vestir: Un buen reloj
  • Una frase: “El fracaso es una gran oportunidad para empezar de nuevo con más inteligencia” Henry Ford
  • Un personaje histórico que admira: Sir Winston Leonard Spencer Churchill
  • Gremio: Asociación Panameña de Oficiales de Marina (APOM).

Ediciones Anteriores – Profesional HUB


Please wait...

Suscribase a nuestro newsletter

Para ser notificado de articulos interesantes, puede ingresar su correo electrónico.
error: Content is protected !!