Inteligencia Artificial en el mar, ¿a favor o en contra del Recurso Humano?

Por Francisco Nofra

Fuente: Exponav

Vivimos una era marcada por la evolución tecnológica, donde muchos procesos han sido minimizados, mejorados y automatizados, pero más allá de los cambios que hemos visto en los últimos veinte años, se aproxima algo que verdaderamente influirá radicalmente en muchos de los aspectos de la vida cotidiana personal y laboral, así como en las relaciones interpersonales de los seres humanos y con las herramientas informáticas que a diario utilizamos, se trata de la Inteligencia Artificial(IA), que según la Real Academia Española   es definida como la disciplina científica que se ocupa de crear programas informáticos que ejecutan operaciones comparables a las que realiza la mente humana, como aprendizaje o el razonamiento lógico.

La IA podrá determinar un antes y después en el contexto tecnológico, cuando ya se encuentre desarrollado en la mayoría de los campos de acción en tierra, aire y mar.

Especialistas indican que el comercio portuario podría consolidarse como uno de los principales beneficiarios de la IA, por una parte, considerando la gran cantidad de flujo de información administrativa, operativa, recepción y despachos, que se manejan en todos los puertos del mundo; por otra parte, en el control de tráfico marítimo. En Singapur actualmente se están llevando pruebas con un sistema IA denominado Human Centric Al Zinrai de Fujitsu, para predecir riesgos de colisión, brindando mejor y más detallada información que el actual sistema anticolisión VTS. Según el portal español Europa Press, este sistema IA tiene previsto iniciar formalmente en el año 2020.  

Los grandes protagonistas del mar, los buques, donde se sustenta el mayor porcentaje de comercio internacional en el mundo, hoy día también han implementado la inteligencia artificial.

Fuente: Computer Today

La Organización Marítima Internacional (OMI), en el año 2018 tomó cartas en el asunto IA, en vista de que ya existen algunos barcos con tecnología de este tipo, como los pertenecientes a la empresa Rolls-Royce (junto a la Inteligencia Artificial de Google), quienes presentaron recientemente a su ferry autónomo (y próximos proyectos para el 2020 con remolcadores y buques de carga), así como muchas otras empresas. En tal sentido la OMI a los efectos de un estudio exploratorio para la reglamentación respectiva, designó la nomenclatura en inglés MASS: “Buque Marítimo Autónomo de Superficie”, todo buque que, en diversos grados, puede navegar sin depender de interacción humana.  

Estos MASS podrían navegar con uno o más grados de autonomía un mismo viaje, estos grados de autonomía son:

  • Buque con procesos automatizados y apoyo en la toma de decisiones. La gente de mar está a bordo para operar y controlar los sistemas y las funciones de a bordo. Algunas operaciones pueden estar automatizadas.
  • Buque controlado a distancia con gente de mar a bordo: El buque se controla y opera desde otro emplazamiento, pero hay gente de mar a bordo.
  • Buque controlado a distancia sin gente de mar a bordo: El buque se controla y opera desde otro emplazamiento. No hay gente de mar a bordo.
  • Buque totalmente autónomo: El sistema operativo del buque es capaz de tomar decisiones y de determinar acciones por sí mismo.

Esto sumado también a la revisión de todos los convenios en materia de seguridad y es que desde 2017, uno de los principios estratégicos de la OMI es la integración de tecnologías nuevas y avanzadas en el marco de trabajo regulatorio. Para ello hay que equilibrar las ventajas que se derivan de las tecnologías nuevas y avanzadas frente a las preocupaciones en materia de seguridad y protección, sus repercusiones para el medio ambiente y la facilitación del comercio internacional, los costos posibles para el sector y, por último, sus repercusiones para el personal, tanto a bordo como en tierra, permitiendo a todos los miembros aportar en esta nueva regulación que debe determinar el alcance de los MASS.   

            Todo esto nos hace concluir en el recurso más importante de todos, el recurso humano, que se verá perjudicado y hasta desplazado en un futuro, cuando los Buques MASS tengan mayor influencia en el comercio internacional sobre los buques convencionales. Aunque quizás puedan tardar varias décadas, toca preparar a las nuevas generaciones en este sentido, de manera que puedan formar parte eficiente y proactiva de una sociedad con avanzada tecnología, que indudablemente también podrá verse afectada por el principal problema de la humanidad: la contaminación.

Como reflexión, destaco este pensamiento del difunto Stephen Hawking: 

“El éxito en crear inteligencia artificial será el mayor evento en la historia de la humanidad. Desafortunadamente, puede que sea también el último”.

No Title

5.0 rating

Como siempre muy interesante y bien documentado. Felcitaciones

5.0 rating

No Title

5.0 rating

No Title

5.0 rating

No Title

5.0 rating

Leave a Reply

  Subscribe  
Notify of
Please wait...

Suscribase a nuestro newsletter

Para ser notificado de articulos interesantes, puede ingresar su correo electrónico.
error: Content is protected !!