¿El acceso al mar para los panameños? Lo tenemos secuestrado

Por Hub News

http://guiaenpanama.com/causeway-panama.html

Los panameños nos damos golpes de pecho, sintiéndonos un prominente país marítimo. En la realidad, somos un importante centro de servicios marítimos. Tenemos la flota mercante mas grande del mundo, un canal en constante crecimiento y por donde pasa cerca del 3% del comercio mundial. Puertos modelos en la región sinónimos de eficiencia y confiabilidad. Pero para ser un verdadero país marítimo, necesitamos saber navegar, tener armadores, centros de diseño, construcción de naves etc. El potencial lo tenemos, pero ¿que nos frena a lograr este desarrollo?

Estamos próximos a unas elecciones presidenciales, y al observar las propuestas de los candidatos, podemos encontrar en prácticamente todas, el apoyo al sector marítimo y logístico, ya que todos lo identificamos como pilar clave para nuestra economía. 

Pero ¿qué sabemos los panameños de marítimo o transporte más allá de la formación académica?

 Hoy el sector representa cerca de un cuarto del producto interno bruto. ¿Cómo lo logramos? Somos pocos los que entendemos por que un barco flota, solo como un ejemplo. 

Quienes hemos tenido la fortuna de viajar y visitar países o lugares con gran legado marítimo y portuario, hemos podido experimentar como en estas culturas, desde muy temprana edad, el mar y la navegación, constituyen parte fundamental de la niñez y crianza. 

Desde temprana edad, ellos aprenden a navegar, y a divertirse en las costas y aguas interiores. Pequeños veleros y sus competencias, cayacs, pequeños botes a motor, son parte de la diversión cotidiana. Mas adelante los paseos en bote familiares y el ir a lugares cercanos a pasar el día o pescar con pequeñas embarcaciones a motor. 

¿Por qué los panameños no hacemos esto? Tenemos un país rodeado por mar, con un hermoso lago bien vigilado y protegido. Incluso nuestro nombre, PANAMA, ¡¡¡significa abundancia de peces!!! Y ni que hablar del clima, caluroso todo el año, con brisas, con sol, libre de tormentas y huracanes.

Somos muy pocos quienes de niños hemos tenido un contacto con el mar mas allá de ir a una playa. Para nosotros la gran aventura marítima ha sido ir alguna vez en el ferry a Taboga por el día…

No usamos el mar ni la costa siquiera para transportarnos como pasajeros o para mover nuestras mercancías. Nuestra ciudad, se vende cual postal con fotos de la cinta costera, y le pregunto. ¿Cuándo Usted fue a la cinta costera y tuvo contacto con el agua? ¿Por qué no lo hace?

 Los fines de semana nos encanta ir a Causeway y recorrerlo. Montar bicicleta. Y… no pescamos, no tocamos el agua, no navegamos. Por muchos años nuestra bahía estuvo contaminada y nos metieron el miedo de acercarnos al agua. Sin embargo, siendo joven recuerdo mucho Mojón Beach…

¿Por qué le dimos la espalda a mar?. ¿Por que no desarrollamos el enorme potencial que tiene? ¿Por qué no tenemos escuelitas y niños navegando y paseando frente a la cinta costera en sus botes? Al sentarme a meditar el porqué de esto, la única razón que encuentro es que no tenemos el acceso al mar. Lo tenemos secuestrado. Y solo personas con un enorme poder adquisitivo, pueden lograr pasar a él.

 Un pequeño velero, nueva cuesta unos 2,000 a 3,000 dólares, lo que haría que uno usado pudiese costar alrededor de 1,000 o incluso menos. Mucho menos de lo que cuesta hoy en día una buena bicicleta. Vemos muchísimos jóvenes montando bicicletas los domingos. ¿Cuál es la diferencia?

Para mi el problema empieza en la formación de como usarlo, luego pasa por donde ponerlo en el agua, y por último donde guardarlo. 

Guardar hoy una embarcación deportiva en nuestra ciudad es un verdadero lujo. En las casas o mas bien departamentos, es casi imposible encontrarles el lugar. Luego vienen los problemas con fumigación, criadero de mosquitos, el ornato, etc. Lo ideal seria poder guardarlo junto a donde se usaría. Pero esto es casi imposible. El costo de una propiedad con frente al mar en esta ciudad es prácticamente impagable. 

Ideal sería también que existiera un lugar donde los alquilen. Como sucede con las bicicletas en el Causeway. Donde uno puede llegar, pagar y llevarla sin tener que comprarla, pensar en guardarla o mantenerla.

 El futuro de nuestro país necesita de jóvenes que entiendan el sector marítimo. Deben empezar a formarse desde chicos, navegando, teniendo el contacto con el agua. Aprendiendo a navegar y a dominar al viento y la marea. 

Eso también nos ayudaría a que estos niños aprendan mas a valerse por ellos mismos, a estar solos, a meditar, a disfrutar del silencio, de la brisa, del paisaje. 

Tenemos una hermosa isla, con playa a solo 15 minutos de la ciudad, Taboga. ¿Por qué no está llena de pequeñas embarcaciones con familias los fines de semana gozando de la playa?

Solo el guardar uno de estos botes, cuesta el equivalente a un salario mínimo todos los meses. 

Para operarlo es necesario una licencia, para la cual hay que invertir entre curso y exámenes unos $600. Entonces creo que podemos ver porque nos es imposible disfrutar de nuestra costa. 

Nuestro país y nuestro futuro necesita de esto. A nuestros nuevos gobernantes los exhorto a pensarlo y ver esta oportunidad enorme que se nos puede abrir. Esto es activar nuevas economías, nuevas industrias, formar y capacitar lideres para mañana. No debemos seguir reservando las costas solo a los grandes yates, a los mega puertos de contenedores o cruceros. Tenemos mucha costa sin empleo, Usémosla. Esta actividad también incentiva al turismo.

 Lo necesitamos para que en el futuro como podremos pasar de ser un país de servicios marítimos, a ser realmente un país marítimo.

No Title

5.0 rating

No Title

5.0 rating

No Title

5.0 rating

Leave a Reply

  Subscribe  
Notify of
Please wait...

Suscribase a nuestro newsletter

Para ser notificado de articulos interesantes, puede ingresar su correo electrónico.
error: Content is protected !!